Marketing Offline VS. Marketing Online

Las dos técnicas de marketing que se utilizan todavía en la mayoría de las compañías.


Primero toca definir los términos, el marketing offline o marketing tradicional, como lo indica su nombre  es toda la publicidad que no se realiza a través de Internet. Se puede tomar como ejemplo la Televisión, la radio, la venta cara a cara, entre otros medios. El marketing online es todo lo contrario, es lo que tiene que ver con Internet como el email, los motores de búsqueda y las redes sociales, la cual es una gran forma de comunicación. 
 
Por un lado tenemos el marketing offline, con un contacto más íntimo. El tener una comunicación cercana, las personas se pueden llegar a sentir más atraídos, al tener otro ser humano que te muestre el producto y/o servicio puede ser de gran ayuda.  Tener un elemento no digital permite que muchas personas que no tienen la habitud de utilizar el Internet, como algunas personas ya de edad, sea mucho más fácil para ellos, o simplemente puedan acceder a la publicidad. Ciertamente, ya muchas personas están entrando cada día más a la “Era digital”.
 
El siguiente tema dependerá mucho del punto de vista, pero muchas personas concuerdan que el marketing offline llega a más personas. Por un lado es cierto, más del 55% de la población mundial tienen acceso a la televisión (Unión Internacional de Telecomunicaciones 2013), al contrario del 49% que tiene acceso a internet. Ciertamente la diferencia es mínima, pero en países en vía de desarrollo la diferencia es mucho más amplia. Dependerá mucho de la región y zona geográfica que quiera atraer. Sin embargo, es verdad que una valla publicitaria en un rincón del país, no llegará a tantas personas como una publicación en Internet que puede llegar a todas partes del mundo. Otra gran ventaja es el “ver y tocar” muchas personas les gusta comprar por ejemplo ya en el lugar de venta.
 
Las ventajas del marketing online son varias, por ejemplo el precio puede disminuir sustancialmente. Las publicidades tradicionales tienen precios extraordinarios, mientras que en Internet puede llegar a ser gratis. Una gran ventaja es la medición de datos, en Internet se puede saber exactamente cuántas personas entraron a tu página web. Esa precisión es de gran ventaja, para saber qué mejoras se pueden poner en marcha. Igualmente, en Internet  el cliente se puede comunicar directamente con la entidad, para conocer y dar sus puntos de vista. Ciertamente, si en Internet se comete un error, va a ser más ágil quitarlo que en las publicidades tradicionales.
 
 
Para concluir, las dos formas de marketing tienen grandes ventajas y desventajas, en un punto se vuelven una forma complementaria de ganar más clientes y tener todo el mercado al alcance.